Los perros rescatados en la mansión ‘okupa’ buscan hogar en Granada

Natan da de comer a los ocho perros que tiene en acogida. :: ANTONIO OCAÑA

Natan da de comer a los ocho perros que tiene en acogida. :: ANTONIO OCAÑA

Escrito por Rocío R. Gavira | Twitter: @RocioRGavira

Tristeza y miedo. Las miradas y los rostros de los trece perros rescatados este sábado de la ‘La casa de los horrores‘ transmiten eso, tristeza y miedo. Once son cachorros, de entre ocho meses y poco más de un año, pero por ellos parece que ha pasado toda una vida en la que ya están envejeciendo por el hambre y la sed sufridas desde que fueron abandonados en esa casa situada en el Cortijo del Aire en Albolote (Granada).

“Los perros estaban locos bebiendo agua” recalcan Pepa y Natan, voluntarios en la asociación ‘Amigos de los Animales’, al contar el pastel que se encontraron el sábado. Trabajan por y para los animales desde hace mucho tiempo y “nunca, nunca, hemos visto tal horror: encontrarnos cachorros muertos que parecían estar sirviendo de alimento al resto que eran cadáveres andantes“. Tras esa impactante imagen grabada en sus mentes, cuando creían tener a salvo a todos los caninos en el coche “oímos ladridos muy, muy débiles”. Perros sin voz. Entraron de nuevo a la casa, a la planta de arriba donde vieron aparcer “un montón de cabecillas, con el cuello muy pellejudo. Todos alrededor de un colchón”, conviviendo con sus propias heces. “Le echamos a través del cristal agua y se mataban por coger una gota”, relata Pepa afectada.

**Si no puedes ver el vídeo aquí, pincha en este enlace**

Al cogerlos en brazos solo se sienten huesos cubiertos por un pelo estropajoso. La delgadez extrema y la gran deshidratación caracterizan el estado de estos perros, cinco de los cuales se quedaron ingresados en la Clínica veterinaria Miguel Cabello. “Las primeras que llegaron fueron las cuatro cachorritas, de razas pequeñas y cruzadas”, cuenta Verónica, una de las veterinarias. “Estaban muy asustadas, deshidratadas y flacas, aunque se están reponiendo con el tratamiento y la comida, porque comen como limas”, asegura Verónica. Las dos más jóvenes, de unos ocho o nueve meses, al no presentar ninguna enfermedad se las llevaron este lunes al mediodía a una casa de acogida. “Solo necesitan alimentarse bien, agua y sobre todo mucho cariño para recuperarse, y en una casa de acogida tendrán esa atención individualizada”. El macho, el que parece el más mayor de todos, permanece en observación por los ataques convulsivos que padeció y por si tuvieran que practicarle algún tipo de prueba.

Los ocho perros restantes los tiene en acogida Natan, aunque espera recibir ayuda pronto. “Aquí están bien, pero necesitan un hogar“, dice el voluntario de ‘Amigos de los Animales’ mientras les pone su dosis de pienso a los cachorros: no le da tiempo a sacar la mano del cuenco cuando casi ha desaparecido la comida por la ansia de alimentarse. Lo ideal, como dice Natan, sería que fueran directamente adoptados porque en sus cortas vidas estos perros han salido de una casa de la que se estaban muriendo de hambre, conviviendo con sus necesidades y compañeros muertos (que aún siguen en la casa), a estar ingresados o en casa de acogida, pero a salvo. Son conscientes de lo difícil que es que salgan adoptantes y preferiblemente en Granada porque “demasiado han sufrido siendo tan jóvenes”, afirma Natan, pero necesitan más que nunca ayuda humana y económica puesto que los refugios desbordados.

Las lágrimas que manchan las caras de estos pequeños han resultado convertirse en esperanza que demuestran con los juguetones y sociables que son, sin parar de dar lametones y buscando una caricia que les de cariño.

Si desean hacer donaciones, pueden realizarlas usando el concepto de “casa de los horrores”:

– Para ‘Amigos de los Animales‘ este es el número de cuenta: 3023 0184 31 5559411615.

– Para ‘Ladridos Vagabundos‘, en CAJAGRANADA: 0487 3000 75 2000053333.

 

>> Noticia publicada en ideal.es el 24/09/2012

Responder