Cómo proteger a tu perro del calor

perro-calor

Nuestras mascotas no tienen las mismas capacidades que los humanos de sudoración y pueden sufrir golpes de calor o erupciones. Te damos algunos consejos.

Escrito por ROCÍO S. GAVIRA | Twitter @RocioRGavira

El calor ya comienza a apretar y las altas temperaturas también afectan a nuestras mascotas. Al igual que las personas nos protegemos del sol veraniego para evitar problemas en la piel, por ejemplo, con nuestros perros debemos hacer lo mismo respecto a la exposición solar.

Los perros y los gatos tienen pocas glándulas sudoríparas, por lo que no sudan. “La forma que tienen nuestros peludetes de perder calor es a través de la lengua, mediante el jadeo evaporan el agua y así logran que baje la temperatura”, explica la veterinaria Marisa López Leyva. Este mecanismo no es tan efectivo como la sudoración en las personas por lo que la pérdida de calor es menor. Los perros braquicefálicos (los que son chatos) y los mayores tienen más dificultad para evaporar el agua por el jadeo, por lo que los golpes de calor son más frecuentes.

Otro factor que influye en relación con el sol, según nos cuenta Marisa, es el color del pelo. Los perros oscuros o negros atraen más el calor que los perros con el pelo claro, “aunque las capas blancas pueden quemarse por la exposición al sol”. Además, los canes también pueden sufrir enfermedades provocadas por el sol. Existen alergias solares más frecuentes en perros poco pigmentados o con pigmentación clara. También encontramos erupciones solares en zonas como las ingles y las axilas, ya que “ahí la piel es más sensible porque hay menos pelo y, aunque parezca raro, se produce por la refracción de los rayos solares sobre superficies claras”, aclara la veterinaria que añade además, que a los perros que les gusta tomar el sol panza arriba pueden padecer estas erupciones.

Nuestros perros también pueden sufrir golpes de calor. Los síntomas son bastantes evidentes: “el perro está ardiendo, incluso triste y apático”; su respiración es rápida o costosa, las encías azuladas, puede haber vómitos y estar mareados. Marisa alerta de que “esto es una clara urgencia veterinaria ya que si no se trata a tiempo puede haber hemorragias intestinales, insuficiencia hepática y renal, edema pulmonar y puede incluso causarle la muerte”.

calorEn el que caso de detectar algunos de los síntomas del golpe de calor, lo primero que tenemos que hacerle a nuestro perro es llevarlo a una zona fresca, si es posible con un ventilador o refrigerador, y mojarle sobre todo por las axilas, ingles, cuello y cabeza. Aclara la veterinaria que “también es importante humedecer la boca con agua, con cuidado de no ahogarle, sobre todo si el animal no puede tragar”. En caso grave, acudan al veterinario.

Otros consejos básicos que nos ofrece Marisa son: evitar la exposición al sol, sobre todo las horas centrales del día; tener siempre agua a disposición; en el caso de que el perro esté en una terraza o patio, proporcionarle suficiente sombra; no desarrollar actividades deportivas muy extensas; y por supuesto, “nunca, nunca dejar a los perros en el coche, ni siquiera con una ventana abierta ni medio abierta”.

Hay muchas personas que para que sus perros estén “fresquitos” optan por pelarlo o más bien raparlo, que algunos se les ve hasta la piel. Antes de tomar esa decisión, deberíamos de tener en cuenta, por ejemplo, que la capa de aire del pelo le sirve de termorregulación a nuestro can. También los parásitos, las pulgas, garrapatas se pegan más en el caso de un perro con pelo largo, y es más difícil detectarlas, al igual que con las espigas. Además, “la mayoría de los perros con el pelo largo, debido a que los propietarios no le mantienen el pelo cepillado y sin nudos, puede sufrir dermatitis y a la hora de pasar por la peluquería hay que cortar por debajo del nudo, lo que implica que a veces se rasure más de la cuenta”, dice Marisa. Así que el tema de pelar al perro queda más al gusto del consumidor, pero mejor consulten antes con su veterinario.

El cuidado frente al sol de nuestros animales es fundamental. Esperamos que os haya sido de ayuda para que también vuestras mascotas puedan disfrutar del verano protegiéndolo del sol, al igual que las personas.

Responder