“No quiero otro perro, quiero a mi Luna”

Luna desapareció en Belicena el 11 de junio.

Luna desapareció en Belicena el 11 de junio.

En lo que va de 2014, se han perdido casi 200 animales domésticos en la provincia de Granada | Luna se escapó de su casa en Belicena. Sus dueños denunciaron los hechos ante la Guardia Civil, en su veterinario y en varias páginas de Facebook relacionadas. La buscan desesperadamente: “Es un miembro más de la familia”

Escrito por Rocío R. Gavira | Twitter: @RocioRGavira

“A ver si la familia que la tiene, nos la devuelve. La queremos en casa”. Lucie, junto a su marido y sus hijos, tiene la fe ciega de que Luna se encuentra con otra familia. Es su esperanza para volver a verla desde que se escapara de casa el pasado 11 de junio en Belicena. En lo que va de 2014, han desaparecido casi 200 animales domésticos en la provincia de Granada, según las estadísticas de ‘Animales perdidos en Granada‘. Cinco de cada diez ha regresado a su hogar hasta la fecha.

Luna es una yorshire de dos años de edad. Es pequeña, de color gris plata y pesa menos de dos kilos. “Es una perra simpática, cariñosa, no le da miedo la gente y ladra mucho”, señala Lucie. En el momento de la desaparición llevaba el pelo corto y su collar rojo. E importante, Luna sí tiene microchip, pero si nadie la lleva a un veterinario no podrán pasarle el lector para localizar a sus dueños.

Hace ya dos meses que Luna desapareció. “Entré en casa y ella pasó entre mis piernas –relata Lucie–. Cerré la puerta pensando que había entrado y no fue así. Me di cuenta a la media hora de que no estaba”. Esta familia de Belicena tiene otra perra, Nala, la mamá de Luna. “La vimos nacer. Si de por sí se les coge cariño a los animales, imaga cuando los ves crecer, abrir sus ojos, andar, jugar,… La que también la extraña mucho es su madre: jugaban juntas, dormían juntas, y ahora esta sola y tristona”.

Los hijos pequeños de Lucie con Nala y Luna (a la derecha) en Navidad.

Los hijos pequeños de Lucie con Nala y Luna (a la derecha) en Navidad.

 

La familia de Luna denunció su desaparición ante la Guardia Civil, también en páginas de Facebook como ‘Animales Perdidos en Granada‘, colgaron carteles con su foto y un teléfono de contacto en Belicena, Santa Fe, Purchil, Ambroz, Cúllar Vega y varios negocios. Su veterinario también tiene constancia de ello, ya que Luna cuenta con chip. Otro de los temores de Lucie es que a las personas con las que esté, les de por ponerla a criar: “En su momento el veterinario nos los desaconsejó porque es muy estrecha y el parto tendría que ser por cesárea y podría provocarle la muerte”.

Para Lucie, su marido y sus hijos “es una más de la familia”. Asegura que se quedaron con ella precisamente por los niños. “Sé que tengo a la madre y podría preñarse otra vez –continúa Lucie–, pero no quiero eso. Para mí no es un negocio, los animales lo pasan mal en el parto. No quiero otro perro, quiero a mi Luna”.

Aunque Luna se escapara en Belicena, puede aparecer en cualquier pueblo cercano. Si la ves, no dudes en ponerte en contacto con su familia:

Teléfono: 661248656
Email: fjromeraa@hotmail.com.

Casi 200 animales perdidos

Casi a diario se extravía un animal doméstico en la provincia de Granada. “Encontrada en Churriana, ¿alguien la reconoce?”; “Visto en Albolote”; son los últimos mensajes en ‘Animales Perdidos en Granada‘. Según los datos recogidos por esta organización, hasta el momento han recibido 187 casos entre perros, gatos, agapornis, loros y hurones. Afortunadamente, 99 de ellos han vuelto a sus hogares, es decir, por el momento se ha localizado a un 53%.

Todavía quedan 28 gatos, 59 perros, 3 agapornis y 1 hurón perdidos. Las familias de estos animales deben mantener la esperanza. Hay casos muy representativos de perros que se han pasado meses, incluso años desaparecidos y, por increíble que parezca, han reaparecido. ‘Animales Perdidos en Granada’ destaca el caso de Niebla que volvió a casa tras siete meses; o el de Yoko, que transcurrió año y medio para que se reencontrara con su familia; y el más reciente, el de Canijo que apareció el mes pasado, en julio, tras llevar perdido más de dos años.

Alza la Pata publicó la historia de Dona. Vivió durante ocho largos meses escondida en las vías del tren de la estación de Granada. Los trabajadores y viajeros que le ayudaron creían que era una perra abandonada. Pero por suerte se equivocaron. Llevaron a Dona al veterinario para examinarla y esterilizarla. La sorpresa vino cuando le pasaron el lector de chip: su desaparición estaba denunciada desde hacía casi un año. Su familia se plantó desde Madrid –se perdió durante unas vacaciones en Granada– para recogerla al día siguiente.

El vídeo del reencuentro habla por sí solo:

 

Unos estaban a kilómetros de donde se perdieron, otros más cerca de lo que se pensaba. Es importante ponerle el microchip a tu mascota. En caso de pérdida, el gesto de llevarle al veterinario para que le pase el lector, puede suponer la mayor de las alegrías para la familia que recibe la llamada esperada: “Hemos encontrado a tu perro”.

1 comentario en “No quiero otro perro, quiero a mi Luna”

  1. toto
    19 agosto, 2014 at 9:23 am (3 años hace)

    ¡¡¡ Bravo por “el cariño” a los perros; pero que lo grande también es cuidar de todo el mundo con mucho cariño y solidaridad——-!!!

    Responder

Responder