“La vimos al borde de la carretera con la pata colgando”

En este estado se encontraron Rodrigo y Meme a Llum.

En este estado se encontraron Rodrigo y Meme a Llum.

Una pareja encontró así en un pueblo de Mallorca a Llum, una perra de dos años a la que el veterinario le ha tenido que amputar su pata delantera derecha por su mal estado

Escrito por Rocío R. Gavira | Twitter: @RocioRGavira

Hace unos días la suerte de Llum cambió. Es una perra mestiza de menos de dos años. No se sabe si es abandonada, está perdida o nacida en la calle. El pasado 19 de agosto una pareja de Mallorca, Rodrigo y Meme, la vieron desde su coche en la carretera vieja de Bunyola, en Marratxi, un pueblo de la isla. “La encontramos al borde de la carretera con la pata colgando. Se me encogió el alma”, dice Rodrigo. La perra tenía la pata delantera derecha destrozada y con el hueso al aire. Decidieron parar el coche. “Me bajé unos metros más adelante –continúa– y la perseguí unos 20 minutos hasta que se tumbó”, y al fin dejó que la salvaran.

La pareja llevó de inmediato a Llum, como la han llamado, al veterinario. “Tenía fiebre y estaba sedienta. El veterinario cree que la pata mala no la usaba bien o no la usaba porque no tenía la musculatura escapular desarrollada. No fue atropellada, no tenía ni un solo rasguño”, cuenta Rodrigo. Era necesario operarla y amputarle la pata.

Crearon un grupo de Whatsapp con sus contactos para recaudar dinero, ya que la intervención y el tratamiento costaban 500 euros. La operaron el viernes y tiene por delante 10 días de antibióticos y antiinflamatorios, y si tuviera dolor tramadol.

Ahora a Llum no le falta cariño. Está al cuidado de Rodrigo y Meme, así como de Rocío y Che, unas amigas de la pareja. “Es buenísima, en casa está tumbada o durmiendo, pero cerca de ti, solo quiere mimos”, asegura Rocío. Aunque solo tenga tres patas, “se maneja bastante bien, pero se cansa mucho, hay que ir andando despacio. Da pena al principio –explica la joven–, pero luego ves lo bien que está y da mucha alegría pensar en la suerte que ha tenido de que la encuentren”. Mirad en este vídeo como camina:

 

Por el momento, para que Llum pueda ser adoptada tienen que esperar 15 días por si tuviera dueño y aparece, aunque no tiene chip. Probablemente no exista tal dueño, pero estos jóvenes de Mallorca le han dado una segunda oportunidad a Llum para que encuentre un hogar en el que ser feliz. ¡Suerte, pequeña!

Llum disfruta del césped en su recuperación.:: Rocío Fuillerat

Llum disfruta del césped en su recuperación.:: Rocío Fuillerat

Más información

Galería de imágenes del antes y después del rescate de Llum (pincha aquí).

3 comentarios en “La vimos al borde de la carretera con la pata colgando”

  1. mariajose
    27 Agosto, 2015 at 10:35 pm (2 años hace)

    me alegra ver que aun queda mucha gente con corazon. Que suerte ha tenido esta luchadora. mucho animo y mimos para esa preciosidad

    Responder
  2. Patricia
    28 Agosto, 2015 at 11:42 am (2 años hace)

    Me habéis alegrado el día,ojalá hubiera más gente como vosotros,os deseo lo mejor a los tres. CUIDAROS Y DISFRUTAR

    Responder
  3. AnimalHada IndignHada
    29 Agosto, 2015 at 12:22 am (2 años hace)

    Gracias por darle la oportunidad de seguir viviendo. Conozco a perros y a gatos con tres patas y ya veréis como corre sin problemas en cuanto se recupere del la operación. Gracias.

    Responder

Responder