32 días sin Dobby

Dobby en una imagen reciente en el campo.

Dobby en una imagen reciente en el campo.

La familia de este perro, que desapareció el pasado 16 de febrero en la Carretera de la Sierra, sabe que está vivo porque “lo han visto en el Realejo, el Zaidín, Cartuja y la última vez en Casería de Montijo”, donde estuvieron a punto de reencontrarse

Se han gastado más de 400 euros en carteles con su foto con los que han empapelado media Granada: “Estamos desesperados, necesitamos encontrarlo ya”

Rocío R. Gavira | Twitter: @RocioRGavira

“Hubiéramos perdido la esperanza de encontrarlo si no fuera porque casi a diario tenemos pistas de él”, afirma Isabel, la dueña de Dobby. Este perro se escapó de casa el pasado 16 de febrero. “Estábamos de cumpleaños, un globo explotó, se asustó y se fue corriendo. No nos dimos de cuenta de que la cancela estaba abierta…”, lamenta la familia de Dobby. Nada más percatarse de lo sucedido salieron a buscarlo por las inmediaciones de su vivienda en la Carretera de la Sierra (Granada), sin resultado.

Dobby es un cruce de chihuahua con el pelo ya canoso pues tiene 10 años de edad, los mismos que lleva con Isabel y con Pablo –su marido–. Pesa unos 3 kilos y “aunque es muy sociable con los perros, es muy asustadizo con las personas, quizá porque es muy casero y siempre ha estado con nosotros”. De hecho temen que a Dobby le dé un ataque como los que tuvo las dos últimas veces que lo llevaron al campo, que “se quedaba totalmente paralizado”.

Este matrimonio se ha gastado ya más de 400 euros en 2.000 carteles que han pegado por toda Granada. Incluso Pablo lleva uno en su moto. “Hemos hablado con trabajadores de Inagra de diferentes zonas por si lo ven –explica Isabel– y también contamos con un grupo de Whatsapp formado por casi 30 personas desconocidas que se han unido para dar con nuestro Dobby”.

Gracias a la difusón de su imagen a través de los carteles y las redes sociales saben que Dobby está vivo. “Lo han visto en el Realejo, el Zaidín, Cartuja y la última vez en Casería de Montijo”. De hecho, en este último punto han estado a “medio minuto” de reencontrarse. La primera vez fue el pasado 11 de marzo y la segunda este jueves 17. Las dos veces les ha ocurrido lo mismo: en cuanto están a punto de llegar, la persona que les ha dado el aviso lo ha perdido de vista. “No pasa más de 3 días sin que tengamos una pista de él, pero la frustración de no encontrarlo nos deprime. Sabemos que él nos está buscando también y nosotros no podemos dejarlo sabiendo que está en la calle”.

DOBBY-cartel

Cartel repartido por media Granada.

32 días después continúan buscándolo. “Nuestro día a día desde que se perdió es agotador, sobre todo para Pablo. Apenas duerme cuatro horas. La primera imagen que le viene a la cabeza es la de Dobby solo en la calle, con frío y pasándolo mal, así que se viste y se va a dar una vuelta de madrugada”. Aunque tienen que ir a trabajar y cuidar de su hijo pequeño, cada hueco lo aprovechan para peinar las zonas por donde lo han visto. “Estamos desesperados, necesitamos encontrarlo ya”. Y parece que Dobby también anda buscándolos a juzgar por los kilómetros que lleva recorridos. Falta que la suerte se ponga de su lado y logren cruzar sus caminos de nuevo.

Más información

Importante: si encuentras a Dobby, no intentes cogerlo. Como ha indicado Isabel líneas más arriba, es muy miedoso con los desconocidos, así que si lo ves llama a los teléfonos que aparecen en el cartel. No intentes cogerlo.

  • Me da mucha pena. Me puedo imaginar lo que están pasando. Espero que aparezca.